Proteccion contra el fuego de estructura metalica

proteccioncontrafuegoestructurametalica2
proteccioncontrafuegoestructurametalica1
El acero, aleación de hierro y carbono, se caracteriza por su elevada capacidad para absorber los esfuerzos de tracción. El empleo en la construcción de las estructuras de acero ha conseguido una gran flexibilidad y una puesta en obra sencilla y rápida.

La variación de la temperatura afecta a las propiedades del acero (variación de la estructura metálica, plasticidad, dilataciones), y por tanto a la resistencia al fuego de los elementos estructurales formado por este material.

A temperaturas próximas a 600 ºC el acero estructural pierde aproximadamente 2/3 partes de su resistencia, perdiendo así capacidad portante, sobrecargando los elementos vecinos. Cuando estas sobrecargas superan el límite establecido del cálculo, el conjunto empieza a pandear, flectar y ceder.

Las estructuras de acero generalmente no satisfacen las mínimas exigencias en cuanto a resistencia al fuego, ya que a partir de los primeros 10 minutos del incendio se alcanza temperaturas próximas a 600 ºC .

La finalidad perseguida con la utilización de materiales de protección en los elementos estructurales, es asegurar la estabilidad durante el tiempo necesario para que el edificio sea evacuado y el servicio de extinción pueda luchar y sofocar el incendio.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más información