Pintura intumescente

pinturaintumescente2
pinturaintumescente
La pintura intumescente es una alternativa como revestimiento utilizado en la protección pasiva contra el fuego de las estructuras metálicas que, además de ofrecer la protección deseada, ofrece un efecto decorativo. El principio de funcionamiento es producir un aislamiento térmico, además de evitar la propagación de la llama.

La pintura intumescente al calentarse, se esponja aumentando su volumen y formando una capa densa inicial y posteriormente una esponja viscosa, termo resistente y no combustible de muy baja conductividad térmica que protege el aumento excesivo de la temperatura del acero.

Para una correcta aplicación, la estructura metálica, debe tener una limpieza previa no inferior a ST” y una imprimación anticorrosiva de clasificación M1, exenta de plomos y cromados.

La aplicación de la pintura intumescente es para interiores, el color de la pintura normalmente es blanco, pero también puede ser de color gris, de acabado mate y con un tiempo de secado de 4 horas. El espesor a aplicar dependerá de la estabilidad al fuego requerida, teniendo en cuenta para cada perfil el Factor de Forma definido por la Norma UNE-23820 /97, y el ensayo específico de la aplicación de la pintura pudiendo garantizar desde una estabilidad al fuego de 15 minutos hasta 120 minutos ( RF-15 hasta RF-120 ).

Opcionalmente se puede aplicar una capa de esmalte ignífugo de clasificación reacción al fuego M1, el acabado será de color a especificar según cata RAL de colores, para exteriores o ambientes industriales o corrosivos.

La aplicación del revestimiento se puede realizar con pistola convencional y airless, con brocha o con rodillo.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más información